Foros ›
El Correo Papalegüense (edición online)
Forum Index / Diarios de adestramento
Reply to topic

Author
Message
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2325 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Sun, 22 Nov 2020, 20:21
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Meigalicix escribió:
Nestas datas tocaríame andar por Sparkland facendo de furgón de cola, ou quentando ao redor do Nexus, snifff, que saudade... Crying or Very sad

No sufras Meiga, que el Nexus, de donde está, no se mueve, y de aquí al jeringuillazo ya no queda tanto...



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
cK13

Montañés
Montañés
26/11/15
0 Carreiras
1985 Posts
Caldas de Reis
Reply with quote Post Mon, 23 Nov 2020, 6:45
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Lo leo un poco pesimista Sr. Papa. Anímese co...o, que la cosa no será tan mala. Seguir e insistir pero nunca desistir.
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2325 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Mon, 23 Nov 2020, 17:02
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

cK13 escribió:
Lo leo un poco pesimista Sr. Papa. Anímese co...o, que la cosa no será tan mala. Seguir e insistir pero nunca desistir.

Nando, yo creo que tanto el pesimismo de Meigalicix, como el mío, tiene una no despreciable componente de "pose". Seríamos casi más posemistas que pesimistas. Eso sí, no olvidando que, fundamentalmente, un posemista es un optemista bien informado. Muerto

Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Andrés61

Maratoniano
Maratoniano
25/08/12
0 Carreiras
1829 Posts

Reply with quote Post Tue, 24 Nov 2020, 13:27
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

"Pfizer dice 90 por ciento de efectividad, Moderna dice 94.5. Pfizer pide carta y contraataca: 95 por ciento, elimino toda la carga viral, aligero la carga viril, y me llevo una. Esto ya parece este santo foro con los hilos de majors y MMP’s. Y eso sin contar el factor Kratos, del que ya nadie se acuerda, ni se quiere acordar".

La Crónica es Genial. Pero solo por este párrafo merece Vd una salva de aplausos...
Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso
... Por mi que n quede... Angel
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2325 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Tue, 24 Nov 2020, 17:28
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Andrés61 escribió:

La Crónica es Genial. Pero solo por este párrafo merece Vd una salva de aplausos...
Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso
... Por mi que n quede... Angel



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2325 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Sat, 28 Nov 2020, 17:21
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Al día siguiente, es decir, el sábado, los jefes de los sacerdotes y los fariseos fueron juntos a ver a Pilato, y le dijeron:
—Señor, recordamos que aquel mentiroso, cuando aún vivía, dijo que después de tres días iba a resucitar. Por eso, mande usted asegurar el sepulcro hasta el tercer día, no sea que vengan sus discípulos y roben el cuerpo, y después digan a la gente que ha resucitado. En tal caso, la última mentira sería peor que la primera. (Mt,27, 62-64)

Teníamos por cierto que Maradona era D10S, y en consecuencia, hoy sábado, 3 días después, debería haber pasado algo al respecto. Aunque, la verdad, no parece.

No estoy cuestionando la divinidad del exblaugrana, él me libre, pero, a decir verdad, más allá de lo estrictamente deportivo, donde siempre hay lugar para la hipérbole, el único milagro que le reconozco es el de no haber dejado en el sitio a Miguel Ángel Sola, de un rodillazo a bocajarro, en aquella tangana mítica de la final de Copa contra el Athletic.

El Pelusa, el barrilete cósmico (que con gran pena descubrí, es en realidad como los argentinos llaman a los cometas, es decir, el Halley, el Shoemaker-Levy, el Hale-Boop y todos estos, y no una supermegaocurrencia, gloriosa, chispeante, sardónica, de Víctor Hugo Morales), lejos sin embargo de producirme repulsión, también me generó, de manera discontinua e intermitente cierta calidad de idolatría.

Diegoool era ante todo un deportista singular, y más aún, espectacular. Allá donde él estaba era el centro de atención, incluso muchos años después de dejar las canchas, en su kafkiano ocaso.

Yo, que nunca he sido ni seré otra cosa que materia oscura del deporte, esquinado en los arrabales del universo infinito, no pude no sino asistir, aunque fuera siquiera a través de YouTube, como uno más de tantos, al velatorio del astro argentino en la casa rosada.

Y al menos una hora, hora y media quizás, me tiré viendo desfilar por delante del féretro, a centenares, miles quizás, de hinchas, las peligrosas barras bravas, postrados entre lágrimas, llorando como magdalenas, el par de segundos que los seguratas del gobierno les dejaban estar delante de la capilla ardiente, estos también, jugándose el Covid a una ruleta rusa de aforo completo en el tambor del revólver.

Y esos que se dicen ser los “europeos” de Sudamérica, ninguno pasó, ¿viste gallego?
Era el pueblo, dijo alguien. Pues vaya con el pueblo. Que no me lo encuentre en la cuarta planta del garaje con los fluorescentes fundidos.
En fin, dignos depositarios del legado extradeportivo maradoniano, o dicho con otras palabras, cómo arruinarse la vida con las malas compañías, los vicios nocturnos, y otras placenteras ponzoñas.

Con eso y con todo, Dios perdone ahora a D10S sus extravíos, y le permita disfrutar de esa raya eterna de la que el hombre nunca vuelve al mono.

Y hasta aquí mi pequeño homenaje a Maradona. Ahora, si me lo permiten, voy a hablar de mí. Eh, ¿A dónde fueron, boludos?

Pues sí, esta mañana, de nuevo bañada en la luz y el calor de este veranillo sparklandiano, al que parecemos estar abonados, como si fuera una plataforma digital de miniseries, salí a aprovechar el día. Carpe diem, mientris corpus aguantaritur.

Ya con el Ciripolen readmitido al ejercicio de sus funciones, tras negociar, con cargo a la empresa contratante, una rebaja de las mismas, a iguales emolumentos, pudieron contabilizarse 10,41 km. No poca cosa, en estos tiempos tan laxos y macilentos.

Y algún esprint aislado me llegué a meter también entre pecho y espalda, pues no todo va a ser conservar y mantener, para un eventual regreso sine die de las competiciones. Lo que se van a comer los gusanos, que lo disfruten los romanos.

Hoy nadé un poco sin guardar la ropa, y, mire usted, nada cascó. Se conoce que D10S desde ahí arriba, vela por todos nosotros, los deportistas mediocres - y dicho esto ya lo dejo aquí, pues me estoy recordando a mi mismo encarnado en Salieri y su monólogo final – de los que yo soy su santo patrón.



Play stupid games, win stupid prizes.

Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
freakyrunning

Maratoniano
Maratoniano
14/10/13
0 Carreiras
3654 Posts

Reply with quote Post Sat, 28 Nov 2020, 18:50
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Bueno Papa. Muy bueno.

Dándome mucho por saco la figura en cuestión, reconozco un retrato impecable del tipo, y de los "europeos".

Noraboa meu.
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2325 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Wed, 02 Dec 2020, 18:54
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Es bien sabido de todos que mi relación con el running está en su cuesta abajo, pero aún así, o por ello precisamente, cada vez se me hace más cuesta arriba salir a entrenar.

Son muchos meses de autarquía deportiva, está claro.

Y hablando de cuestas, me tomé la libertad esta vez de evitarlas en la medida de lo posible.

Entre semana no le van bien a mis rutinas, y menos aún a mis subrutinas, data not found. Tal vez este finde del puente, que habrá más tiempo, y mañanas libres para planchar la oreja, me meta un atracón de ellas.

Ayer, si bien, no fue una de esas prácticas relajadas y melifluas… No. Me di bastante caña.
No se puede decir, volviendo al párrafo primero, que no se me haya gastado de tanto no usarlo. Lo mío con el running, me refiero.

Todo se gasta, aunque el ritmo al que lo hacen las Cangrejus me tiene sorprendido. De no ser por unas pequeñas rozaduras en los laterales interiores, pensaría que son indestructibles. (Toma nota Ciripolen). Incluso esas cicatrices se deben a la fricción entre ellas mismas y no con otros obstáculos/superficies cualesquiera del medio circundante.

He llegado a pensar que deberían reservar un lugar de honor en la tabla periódica de los elementos para el material del que sea que están hechas.

Y claro, las que vienen por detrás, las Archibal, siguen sin debutar en competición oficial. Las estrené hace más de un año en mi viaje a Barcelona, y desde entonces ahí siguen, calentando banquillo, todavía dentro de la caja de cartón en la que las embalaron en Vietnam. Las pobres no sienten las piernas (las mías).

Pero bueno, dejémonos de tristuras, que luego se nos etiqueta de cenizos oficiales, cuando no co-oficiales, del foro.

10,22 kms a ritmos alegres y cambiantes, en los tiempos que corren, no son ninguna fruslería. Me daba ya con un canto en los dientes de poder seguir así hasta el jeringuillazo. Ojalá todo esto de la vacuna coja también velocidad y estemos pronto en una carrera petada de gente, echándonos el bofe unos a otros, oliéndonos los sobaquillos, brincando entre escupitajos, dándonos falsamente la mano llena de fómites con los archirrivales más enconados, para felicitarnos por haber sobrevivido al muermo inenarrable del coronavirus.


¡Volveremos a lo grande!



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2325 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Sun, 06 Dec 2020, 0:01
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Se me hace cada vez más difícil convocar a los espíritus y a las potencias del alma en esta empresa desesperanzada de seguir entrenando, de seguir manteniendo encendida la llama de una afición que ya no ilumina sino con los parpadeos premonitorios de un cercano fin.

Con las Populares en artículo mortis, y todas las rutas marítimas que conducen al comercio de las especias en manos de los piratas berberiscos, sobran los motivos y las razones para quedarse en casa calentito al resguardo de la calefacción y entregado a entretenimientos menos onerosos.

He de poner, de hecho, toda mi capacidad de discernimiento al servicio de encontrar un motivo, una razón, aún peregrina, para enfrentarme a las distancias, al frío, a la oscuridad de la noche, a las lluvias y los vientos, a las soledades mal acompañadas, lo más cruzándome con otros locos, perturbados, orates y las mascotas que los gobiernan, y me pregunto si con ello no estoy sino arrojando piedras sobre el propio tejado de mi rocoso intelecto; revolucionándolo en punto muerto.

Pero afortunadamente una cosa, sólo una, me lleva a vencer esta tenaz resistencia, y que las correas se deslicen por entre las poleas, y las ruedecillas engranen unas con otras, en este viejo reloj de cuco, que aún, dios mediante, funciona suficientemente bien. Y esta cosa son los recuerdos de los buenos momentos vividos en las carreras, de la épica abundante en la que se bañaron, de las amistades forjadas en las trincheras, fundamentalmente las enemigas, por encima de credos, banderas y bayonetazos traperos.

Y, por qué no decirlo, por el colorido de la fiesta. El running es ante todo una celebración de la vida. Una vida que tantas veces no pasa de mera lucha sin recompensa, si acaso parca, gris, retribución, lo comido por lo servido, pero que arrastra a seguirla, y a perseguirla, con más y más ahínco, y obstinación, si cabe, pues algo tendrá el agua cuando la bendicen.

Ayer hubo agua, y a manta. Empezó a mitad del entreno, que se abrirían los cielos mientras bregaba por el parque de la Lonia, y ya no me abandonó. Cuanto más apretaba el ritmo para huir de ella, con más ferocidad se me venía encima, empapando las ropas y haciéndolas más pesadas y correosas. Me imposibilitó la visión de conejo alguno, mis animales totémicos, en mis batidas por el extrarradio, allí donde la ciudad pierde la poca, que no deja de ser toda, urbanidad que posee, y no porque me cegara el mucho líquido elemento, que encabritaba el pestañeo, sino porque la propia situación obligaba al cierre perimetral, cese de actividad y bajada de persiana en sus madrigueras.

Y sin embargo si que vi a un chalado, que ya se está convirtiendo en habitual, el cual, a la salida del recinto, parapetado tras una alambrada, se aposta con latas de comida para gatos, con las que alimenta dos negros ejemplares, alimañas callejeras, y para los que, si mi buen juicio no me traiciona, pretende erigirse ante sus ojos, de luciferinas pupilas, en divina providencia.

Ayer, con la que estaba cayendo, más que nunca, su contribución al esperpento era necesaria, y todo lo demás, incluido un servidor, contingente.
Y con eso y con todo, él hallaba cobijo bajo un paraguas, y yo no.

Quiero insistir aquí, en la idea de que, detrás de todo, está la búsqueda enfermiza de unos locos por otros locos, atraídos por su mutua gravedad, en este escenario de manicomio que nos hemos dado.

Pero estas imágenes, turbadoras cuanto menos, no hacen mella en mi ánimo, hecho a mayores quebrantos, y sigo por el paseo del río, abriendo las aguas en dos, como Moisés en su día, que se apartan de sus charcos a mi paso, capeando los rigores de la meteorología, con la fe del carbonero y lo desapasionado de un rompehielos postsoviético.

Hay algo bíblico en el relato de estas epopeyas, aderezadas con diluvios, seres maléficos, voluntades ordenadoras del caos y mucha, pero que mucha, plaga de por medio, y no me refiero solo al Covid.

Pero, como ya he dicho, de entendimiento, voy con lo justo.

Y eso que hoy funcionaban los focos del parque de la Lonia, y no me metí como el martes a la aventura, con la raquítica luz de mi frontal por montera. El destello reflejado de una bola de espejitos discotequera ilumina cien veces más.

Algún día me encontraré con algo que no debiera estar ahí, como el monolito de Utah, y ya veremos en qué acaba la broma.

Pero por de pronto no parece suficiente el cruzarme con ambulancias, en la ida y en la vuelta, para amedrentarme. Están por todas partes, y parecen ser las únicas luces navideñas con las que se va a acicalar Sparkland; una sombra de lo que fue, depresiva, achicada, ojerosa, muda.

Mudo también el Ciripolen, a quien 9 kms y medio no dicen nada. Claro que sí. Mejor callar y aparentar ser tonto, que hablar y demostrarlo.

Y sin embargo nos quejamos de que nos falta comunicación. Una carta firmada por ciento y pico de jubilatas castrenses (y castrados) les daba yo.

¡Qué gran oportunidad perdida de estar callados!

Pues no. Ruido de sables. Eso sí, más ávidos de tres en uno que de sangre.

Ya te digo yo. Hay mal rollo. Crispación.
(Se levantan la voz entre ellas las sirenas de las ambulancias, se mientan las madres)

¡Silencio! Hay un runner intentando conciliar el sueño de ser atleta. Silencio.

(Y pues, se van con la música, y el efecto Doppler, a otra parte)
¡Pero si silencio hay para dar y tomar…!

En llegando ya a casa, y por mi otrora bulliciosa calle, adicta al claxon, pude en cambio perfectamente escuchar a un grupo de adolescentes que hablaban entre sí a voz en grito.

La profe se había tirado de la moto poniéndoles en el examen (redoble de tambores) una pregunta sobre la… ¡transición española! Horreur! Y por si fuera poco, otra, para rematarla, sobre la segunda guerra mundial. ¡La muy hija de xw&# lo había hecho para pillar!

Y por un momento volví la mirada a los textos sagrados, y pensé en que yo hubiera podido sacarme cum laude esa evaluación, y esa asignatura. Yo y Matusalén.



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
DoctorSlump

Foreiro Gatuno
Foreiro Gatuno
18/04/07
458 Carreiras
5717 Posts
CdA, Tomiño
Reply with quote Post Sun, 06 Dec 2020, 0:20
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Van a por los chavales, sin duda.

finofilipino.org/me-po...on-del-27/

Como el Ave Fénix resurjo de mis lesiones
Meigalicix

Super Veterano
Super Veterano
19/02/12
50 Carreiras
2929 Posts
Vigo
Reply with quote Post Sun, 06 Dec 2020, 18:36
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

DoctorSlump escribió:
Van a por los chavales, sin duda.

finofilipino.org/me-po...on-del-27/

Ese debe ser colega en Instagram dunha que lle escoitei dicir hai pouco que " Queen molaba como pop antiguo"...

En fin Papa-Léguas, non es o único que se sinte da quinta de Matusalén, e non digo só polas "cousas antiguas" que poida recordar, senón polo meu estado actual de forma e esta dor de lombo.

Grazas polo " testamento político"desta entrega. Sempre levanta a moral ter a alguén que nos recorde a nosa orixe e destino atlético no universal.


Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2325 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Mon, 07 Dec 2020, 17:21
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Dani, decían los clásicos "juventud divino tesoro", pero las monedas son de chocolatina.

Meigalicix, no quisiera politizarme en exceso, que luego te señalan por la calle y te preguntan cómo no llevas moño como el vicepresi, y pendientes, y casoplón en "urba" de gente bien... ¡Y menos aún hacer testamento atlético, rediós! ¡¡¡Aparte de que sólo dejo deudas!!! Embarassed

Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
freakyrunning

Maratoniano
Maratoniano
14/10/13
0 Carreiras
3654 Posts

Reply with quote Post Mon, 07 Dec 2020, 20:48
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Papa-Léguas escribió:


¡Volveremos a lo grande!


Ya...

Volveremos dices...

elpais.com/espana/cata...riado.html
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2325 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Tue, 08 Dec 2020, 19:33
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

freakyrunning escribió:


Ya...

Volveremos dices...

elpais.com/espana/cata...riado.html

Parece ser que lo pasan como si fuera un constipado leve. Ni eso, un poquito de vics vaporub en el lomo y como nuevos. El problema es ver quién es el guapo que se lo da. Mad

Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2325 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Tue, 08 Dec 2020, 20:10
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Y siguiendo con la línea informativa de estos días...

Ayer 15,15 kms, que merecían sin duda una crónica a su altura, pero que, básicamente, me llevarían a repetir, coma por coma, la del viernes pasado.
Estaba la lluvia, estaba el buen samaritano de los gatos, estaba el frío y la oscuridad...
Lo único distinto sería si acaso el que una perra (de cuatro patas) se me echó a una pierna y cerró, eso sí, sin apretar, sus mandíbulas sobre la parte trasera de mi muslo derecho. Shocked

Iba yo tan determinado y con un ritmo tan redondo que debió pensar que en el cruce con su dueño podría causarle algún problema. Yo ya me había cruzado con ella unos metros antes, pero se vino de donde estaba, y como para proteger a su desvalido amo, o a modo de advertencia, cometió sobre mí el acto hostil.

El tipo se puso muy nervioso, ¡¡¿Donde vas Lassie (nombre ficticio, mientras no se levante el secreto del sumario)?!! ¡¡Vente para acá!!
¡Quieta! - le ordené yo, todo lo coercitivo que supe y pude. Y apuré el ritmo, con una microaceleración instantánea, capaz de romper la barrera del ladrido.

Pero como ya digo solo fue eso. Un contacto que pude sentir más como una cosa, en realidad no quiero decirlo, extrañamente placentera, que en sí como un ataque.
No me gustaría que se me tildase de nada, la zoofilia es un viaje solo de ida, pero, humanos somos, y en un momento de vanidad tonta, el que esté libre que tire la primera piedra, me dio por pensar que la muy perra había venido a catarme las trancas. Rezar

Nadie pidió perdón por la tentativa de mordisco en primer grado con agravante de agresión sexuarl, jaaarrl. Muro

Menos mal que poco a poco, parece que al menos vamos consiguiendo domesticar al Covid.



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.





You cannot post new topics in this forum
You cannot reply to topics in this forum
You cannot edit your posts in this forum
You cannot delete your posts in this forum
You cannot vote in polls in this forum
You cannot attach files in this forum
You cannot download files in this forum