Foros ›
El Correo Papalegüense (edición online)
Forum Index / Diarios de adestramento
Reply to topic

Author
Message
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2267 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Thu, 16 Jul 2020, 22:49
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles)

El Annalpupa, la montaña sangrada - Uy, perdón, qué tonto, sagrada - del dios Shivá, está ya en la lista pintada de rojo. Naturalmente.




¿En que se parecen este ochomil papalegüense y mecano? No, no. Mejor no. Este tipo de chistes no son recomendables para las audiencias infantiles de este diario, aparte de que, en este futuro distópico del lenguaje inclusivo, que se nos viene encima, resultaría del todo impracticable.

Aproveché esta vez la hora tardía para escabullirme de los calores patrios de por aquí, además de la foresta del parque de la Lonia, y la cubierta vegetal que proporciona para burlar al implacable Sol. Sombra aquí , y sombra allá, discurrió el entreno. Maquíllate, maquíllate. (Esto último es un guiño al acertijo bosquejado en el párrafo segundo).

Estamos ya a un solo paso de la culminación del reto, pero habrá suspense, pues este fin de semana, parto de nuevo al exilio de nuevo en la ría de Arousa, y es que estos días Sparkland no hay quien lo aguante.



Papa paga la sgae.

Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
cK13

Montañés
Montañés
26/11/15
0 Carreiras
1812 Posts
Caldas de Reis
Reply with quote Post Fri, 17 Jul 2020, 12:33
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles)

Este reto ya esta listo...cual sera el próximo? 100 millas quizás?
Mucho llanto pero aquí, quien más quien menos va haciendo sus pinitos.....
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2267 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Sun, 19 Jul 2020, 20:15
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles)

cK13 escribió:
Este reto ya esta listo...cual sera el próximo? 100 millas quizás?
Mucho llanto pero aquí, quien más quien menos va haciendo sus pinitos.....

Te juro, ck13, que no sé que sucederá cuando le escriba el punto final al reto. Estaba pensado para recuperar la forma de cara a una pronta recuperación del ecosistema carreril, pero, igual nos vemos con ochomiles en la maleta rumbo a un nuevo confinamiento. Muerto

Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2267 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Mon, 20 Jul 2020, 18:36
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles)

Se acerca el fin del reto de los catorce, y sin embargo, han sido dieciséis.
Sí, porque, apartado del mundanal ruido, en Vilanova de Arousa, uno sigue siendo runner, y no se puede dimitir de ello, por muy malo que se sea.

Y porque puestos a meter kilómetros, la mecánica ochomilera ha terminado por convertirse en una máquina de hacer chorizos, o churros, o longanizas atadas a sus respectivos perros, y en su derroche desorejado no es capaz de detenerla ni el figurín ese metido a presidente holandés, ese que sin rubor le dice a Pedro, contigo poco medro.

Me he vuelto un manirroto con los kilómetros. Enciendo los puros con ochomiles. Tiro entrenos, que están nuevos, a la basura.
Este no soy yo. No, no me reconozco en este Papa-Léguas, que no recoge del suelo birriosos trotes cochineros de menos de media hora, y les saca brillo y pulimento con su prosa de orfebre callejero, muñidor de souvenirs y marroquinería peregrina.

No. Estoy corriendo por encima de mis posibilidades, y eso lo pagaré más tarde o más temprano. Me dicen los ochomiles: ”¡Espabila, que no vamos a vivir siempre!”

Pero yo trato de estirar el chicle hasta allá donde me sea posible, aún cuando estos, los ochomiles, están programados para no durar eternamente. “¡Vivir más!”, era lo único que pedía Roy Batty a su creador antes de deshacerse en lagrimones bajo el manguerazo, originalmente destinado a los geranios, con que plisaban su rubia platino cabellera.

La obsolescencia programada del P.E.N.E. (Plan de entreno no estructurado) es para mí una última frontera del conocimiento, un Finisterre, el fin del mundo, por el que mi barca, como la de Remedios Amaya, bien se podría precipitar al abismo.

No quiero que se acaben los ochomiles. Me aferro a ellos con infantil desesperación. El mundo de los adultos es una muela del juicio atravesada. Pero el tiempo, que lo pone todo en su sitio, me obliga, me impele, a abandonar esta zona de confort autorrecurrente que son los retos unipersonales, unicelulares, unicejos.

En fin, el de anteayer, fue el mejor de los ochomiles, y sin embargo, no reconocido como tal, innominado, yacerá para siempre en las cunetas de la intrahistoria papalegüense. Perdido en el catálogo de las nebulosas que jamás serán galácticas.

NGC-8000-β-Vilanovis, 8120 metros, 45:36, 20:05.




Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2267 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Thu, 23 Jul 2020, 22:09
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles: Finaliza

El reto de los ochomiles papalegüenses tenía que tener un final apoteósico, como corresponde a la última cima, el Vellerest, la más alta del planeta. Del planeta imaginario.

Y allá que se ofreció matogrosso a acompañarme, e incluso a diseñar un recorrido adecuado al tamaño del desafío, con, como única condición, que debía rematar en el mirador de Velle.

Nada de peceras urbanas, ni de cómodos rodajes en llano para reservar fuerzas. Esta vez había que poner toda la carne en el asador, e incluso, atreverse a jugar con el riesgo, ¿por qué no?, de que, con las temperaturas imperantes de esta semana, Sparkland cociéndose bajo la ola de calor, nos pasase algo. Ahí lo dejo.

Evidentemente esperé al día propicio, pero este no llegaba. Pudo haber sido el lunes, pudo serlo el martes, pero el termómetro no se bajaba de la burra, al contrario. Añádasele a eso ciertas dosis de autosabotaje, con un par de nochecitas empapado en sudor, dando vueltas en la cama, y pensando todo el rato en lo tragicómico de, después de pelearme bravamente con los anteriores 13, morir ahora ahogado en la orilla.

Así el miércoles, con las calles oliendo a fritura de asfalto, y el polvo del camino a la Lonia más abrasivo que nunca, iniciamos la marcha. No era mi idea aumentar el cupo de dificultades, pero dado que había algunos nubarrones en lontananza, tuvimos que adelantar la hora de partida, no fuera a ser que nos pillara una tormenta, y se malograse el intento.

Súmesele a ello que, en cualquiera de las cumbres, era como condición inviolable el no detenerse jamás, por ningún, motivo. Ya fuera beber agua o evacuarlas. Menores o mayores. Las normas de la casa de la sidra.

Así por las cuestas de Velle, enfundados en nuestras equipaciones de los Grumpy Cats, de color negro, que no riguroso luto por lo poquito ribeteado en rosa, ains, íbamos siendo objeto de la perplejidad de los coches que pasaban, y de alguna que otra burla a grito pelao, justa y necesaria. ¡Vaya dos chalados!
Sí que sí.

Y me preguntaba, contrita, mi madre antes de emprender la marcha: ¿Pero tiene que ser hoy?
No puede no ser hoy. Dejarlo para más adelante es jugar con fuego (¿más?). El autosabotaje se alimenta de la procrastinación, y crece exponencialmente al acercarse al precipicio que marca la línea internacional del cambio de fecha. A las dos serán las tres. Y a tomar por saco el reto.

Pues bien, subimos aquellas cuestas con mucho tiento y sin florituras, pero entre la solanera y el cansancio acumulado por la tensión, y el propio desembolso de energías, a lo largo de estas semanas sin tregua, pronto me encontré únicamente dando todo lo que tenía. Escasamente ya la calderilla.

Fuimos aproximándonos así a los últimos 848 metros. Estamos en la zona de la muerte, le dije a matogrosso, muy metido en su papel de sherpa. A lo que él me respondió: Que le va al pelo a la rampa que nos espera. Una subidita salvaje, en el último tramo del recorrido, desde el aparcamiento de Fenosa, casi al nivel de la presa, hasta el mirador.

Sherpacito, pasito a pasito. Suave, suavecito.

Un auténtico desriñone para acabar el desafío. Pero hubo poco de glorioso, y sí mucho de liberación. De alivio. De mandar a freír espárragos una más – sí, hijo, sí - de mis increíblemente absurdas ocurrencias.

Hubiera sido tal vez apropiado soltar alguna lagrimita en el mirador, y con ello darle más vuelo y dramatismo al desafío en su conjunto. Pero toda la liquidez, el valor en reales de vellón de mis humores corporales, se me había ido ya en sudor, además de que yo soy de la opinión de que a estos sitios hay que venir “llorado” de casa.

Una pareja joven que también estaba allí no dejó de mirarnos con extrañeza. Ya se sabe que la cima del Vellerest es un lugar muy concurrido, pero no de runners, desde luego. Eso sí, su rostro cambió cuando sacamos o ondear la bandera de los Grumpy Cats, y reivindicamos para CorrerenGalicia, en horas bajas - ¡Viva CenG! - la gesta realizada.

Y después, aunque exhaustos, nos volvimos para casa, corriendo también. El Vellerest ha sido la única montaña papalegüense que ha habido que desescalarla, y ya por eso, quizás, le advertí a matogrosso que no se pusiera esas deportivas verdes que tiene, y que tanto le gustan. Pequeñas supersticiones del alpinismo-ficción.
¿Habrá nuevos retos? No lo creo. Nuevas estupideces mías, sí. Esas están garantizadas por ley, y hasta creo que la Merkel aparta fondos europeos, cuando nadie mira, para financiarlas.

Todo sería más sencillo si regresasen las carreras, los archirrivales, esos ánimos ocasionales de algún aficionado desde el quinto anfiteatro, y entre nosotros, los propios artistas del alambre… Ahora… ahora sí que se me humedecen los ojos… Desde que me dejaste se me cerró la ventanita del amor… Aunque con las ventanas abiertas entra todo el ruido de la calle. Músicas ajenas y lamentos compartidos.

En el año del señor del coronavirus, hubo una vez un desafío que obligó a las montañas más altas de la tierra a ir a Mahoma, y gastarse en ellas las suelas de sus deportivas, que son de goma.

Deportivas que sufrieron como las que más. Ahí quedan las abrasiones en las “Cangrejus”, que se han ganado la jubilación a pulso. Gracias.

Y gracias también al Ciripolen por contar, pesar y medir cada zancada con infinita paciencia, y precisión de papel milimetrado Centauro. Gracias a matogrosso por ilusionarse conmigo y acompañarme al techo del mundo papalegüense. Mi techo.

Y gracias a todos los que os habéis pasado por aquí para animar, Meigalicix, ck13, Freaky, 101, Andrés61… O simplemente para leer mis andanzas. Ojalá haya podido transmitiros una décima parte del disfrute de este reto, si no apasionante, al menos, lo bastante entretenido como para hacer frente a estos tristes tiempos de infeccioso aburrimiento.

Ustedes que me entienden, Sir Edmund Hillary[, Tienzin Norgay, George Mallory – ¡Porque está ahí! - me perdonarán que el Vellerest no estuviera ahí, ni que ninguna de las otras montañas papalegüenses estuvieran tampoco ahí, sino solo en mi imaginación.

Ahí, aquí, allí, ¿A quién le importa? Lo importante es participar.



Ah, y cómo no, ya se me olvidaba, unas fotitos para la señora esa que valida que en efecto se ha hecho cumbre en los ochomiles.











as.com/ascolor/2018/04...82105.html
El gran legado de Miss Elizabeth Hawley, La Notaria del Himalaya.




Y, ahora sí, por fin, dos grandes deportistas.



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
DoctorSlump

Foreiro Gatuno
Foreiro Gatuno
18/04/07
444 Carreiras
5653 Posts
CdA, Tomiño
Reply with quote Post Thu, 23 Jul 2020, 23:50
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles: Finaliza

Mi más sincera enhorabuena. Por todo. Por conseguirlo pero sobre todo por planteárselo. Yo (creo) te entiendo bien.

Y gracias por contarlo y por pasear a Grumpy por esas cumbres de frío himalayo y el calor ourensano.

Y por último comparto contigo -y con los pocos que quedan por aquí con ganas de mantenerlo- esos vivas al foro.

Como el Ave Fénix resurjo de mis lesiones
cK13

Montañés
Montañés
26/11/15
0 Carreiras
1812 Posts
Caldas de Reis
Reply with quote Post Fri, 24 Jul 2020, 5:49
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles: Finalizado)

Felicidades compañero
ghose

Foreiro Xuvenil
Foreiro Xuvenil
28/01/20
0 Carreiras
226 Posts
Galiza
Reply with quote Post Fri, 24 Jul 2020, 6:36
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles: Finalizado)

enhoraboa! e grazas por compartir a "aventura" Very Happy

Est.2008
corredor101

Maratoniano
Maratoniano
7/04/08
117 Carreiras
3872 Posts

Reply with quote Post Fri, 24 Jul 2020, 15:57
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles: Finaliza

Enhorabuena, y gracias por el enlace, muy interesante lo de la señoriña. Sobre todo el hecho de que, habiendo nacido en 1923, ya en 1914 el gobierno de Nepal le había puesto su nombre a una montaña.
Meigalicix

Super Veterano
Super Veterano
19/02/12
50 Carreiras
2894 Posts
Vigo
Reply with quote Post Fri, 24 Jul 2020, 19:46
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles: Finalizado)

Non son moito de chorar. As miñas amigas botábanme en cara non terme emocionado no seu momento cando fumos ó cine a ver ET ou Memorias de África... Pero imaxinar o calor interno e externo na subida, e ver as fotos da bandeira, evocar os vosos berros de victoria, imposible non conmoverse, aínda que sexa só un chisco.
Parabéns!!!! , e grazas por facernos vivir a experiencia/aventura /lideira/tolemia.
A señora Minducha aplaudiría e daríavos avituallamento de empanada de millo xxl
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2267 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Fri, 24 Jul 2020, 22:59
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles: Finaliza

Doctor, que los pasatiempos papalegüenses, altisonantemente disfrazados de retos o desafíos, hayan arrancado de vd., fajado en su carrera hacia la conquista de los 6 majors, cierta empatía, me resulta cuando menos jocoso. Creo que pasas demasiado tiempo dándole mimos a Redford.
Y sí, viva el foro manque pierda.

ck13, gracias

ghose, que sirva para polo menos ir saíndo do paso como os atletas que fumos un día, cando Fernando Simón era corneta.

corredor101, el gobierno del Nepal sufre claramente mal de altura.

Meigalicix, pois creo que non berramos nada. A lo mejor sí un poco cuando le dije a matogrosso que yo me volvía a casa andando y él replicó: ¿Pero qué dices? ¡De eso nada!
Como ves, la épica, se le añade a la historia como la sal y la pimienta al pulpo, cuando ya está bien cocido y troceado.

Gracias a todos por animar e interesaros. Sin público no tiene gracia.

Ahora como todos los veranos, entraremos en fase "monos aulladores", yendo a barra libre en natación, piragua, bicicleta, y algo también, no puede faltar, de running. Pero eso será después de que me galardone a mi mismo con un merecido descanso al nivel del mar.




Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
freakyrunning

Maratoniano
Maratoniano
14/10/13
0 Carreiras
3504 Posts

Reply with quote Post Sat, 25 Jul 2020, 18:12
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles: Finalizado)

Papa: Me sumo a las felicitaciones. Lo mejor de los diarios es ponerse en la piel de otra gente, en la piel y en sus lugares. Tenemos la suerte de rozar la experiencia de entrenar por todo el país, y parte del extranjero: Sparkland, Santiago, Copenhague, Favela, Caldas, Carregal...
Tu movida deja muy claro Ourense. La sartén de los mil cumios. Cada vez que pienso en Ourense en verano es como la peli de Avatar. Llegas y te tienes que poner una máscara o algo para no palmarla. Yo creo que no dormiría nunca y duraría 12 horas vivo antes de morir llorando por el nordés coruñés.

Noraboa, y a ver cual es el próximo proyecto.

(Ya la segunda ola nos va a poner a funcionar la imaginación)

De momento podemos jugar al quien es quien, en este interesante enlace:

www.cffuenlabrada.es/
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2267 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Sun, 26 Jul 2020, 7:37
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (Desafío 14 ochomiles: Finaliza

Freaky, con el cambio climático llegará el día en que experimentéis en Coruña el infierno sparklandiano, que será cuando aquí brote magma directamente del subsuelo.
Gracias por apoyar el reto, Aplauso y, bueno, espero que podamos surfear esa segunda ola de Covid. La gente le cogió el gusto a "tontagiarse", y qué le vamos a hacer... Muro

Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
Papa-Léguas

Super Veterano
Super Veterano
14/10/11
0 Carreiras
2267 Posts
Sparkland
Reply with quote Post Thu, 30 Jul 2020, 10:50
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Los ochomiles son agua pasada, y urge darles cristiana sepultura, pero el cuerpo que es sabio, entiende que esa distancia es la más adecuada a mis características, y ayer, se esforzaba por convencerme de que prosiguiera con ellos.

Nunca vuelvas al lugar donde una vez fuiste feliz, le respondía yo, ñóñamente, pero sin conseguir de él su aquiescencia.

De todas formas, en todo runner, quien al final manda no es el cuerpo o la mente, sino, más comúnmente, las restricciones espacio-temporales, y como salí tarde, y por las carreteras de Vilanova hay poca luz, decidí volver sobre mis propios pasos antes de alcanzar los 4 kms que garantizaran otra suma equivalente en el regreso.

Con esto rompía el maleficio y descabalgaba al antiguo régimen de entrenos, por más próspero y fructífero que hubiera sido. Y de paso, entraba ya de lleno en otros dominios, bajo el signo de los monos aulladores, ante los que no hay reserva ni constreñimiento que valga, sino puro y duro afán por el exceso.

Es, sí, lo mismo de años anteriores por estas fechas, pero con una diferencia, que sin embargo, lo cambia todo. La Covid-decimonona.

Sí, ahora cualquier día puede ser el último. Con lo que lleves encima entrenado pueden arrestarte y llevarte a un nuevo confinamiento, y por tanto, uno trata de acaparar al máximo de sus posibilidades esos bienes tan escasos entre cuatro paredes, como son los kilómetros, las endorfinas, el porte músculo-esquelético, la sensación de libertad (amenazada).

Una sensación de libertad que, si bien, algo de culpa también me reporta. Pues si estamos como estamos, inmersos en esta pertinaz sequía de carreras, que se alarga, y se alarga, y se alarga, y se alargará todavía mucho más, se debe a cuantos se toman la justicia por su mano, y se obstinan en disfrutar de sus pequeños oasis de rebeldía, en los que el virus obtiene su tan necesario salvoconducto para seguir en la brecha.

Guerreros de terrazota, que te miran fieros, parapetados tras sus consumiciones, como si te enviaran de la santa inquisición, reuniones familiares de churras y merinas, donde la inmunidad de rebaño se da por sentada, besada y abrazada, y en fin esa actitud del “to er mundo es güeno”, “ancha es Castilla” y “¡ya voy con mascarilla!” del transeúnte picaflor, por si fuera ya poco con los barracones de temporeros del ajopuerro, hacinados y en perpetua precariedad, o el aquí te pillo, aquí te contagio, del ocio nocturno en territorio balconing.

Ahora cualquier entreno puede ser el último en dos meses, y como tal, vale un Perú. No se puede guardar uno nada para mañana. El mañana es una entelequia.

Y aunque me produce una gran desazón correr como pollo sin cabeza, pues la lesión también espera su oportunidad, no tengo más alternativa. Pero, bueno, esto también se imbrica en la filosofía de los monos aulladores, en la que no caben las medias tintas.

Por desgracia, este tipo de entrenamientos no construyen sobre suelo firme, y dejan poco en pie a su terminación. Son solo fuegos de artificio. Mucho ruido y pocas nueces. Insumos perecederos.
Creo que lo único que me puede salvar de esta espiral de desenfrenos, es dar otra vez con la tecla de otro desafío que me encarrile y me lleve por el buen camino. Que como los ochomiles, me ponga como un toro.

Pero no es fácil pedirle nuevos esfuerzos a mi, ya castigado, y de por sí, endeble, sentido de la disciplina. Tan exigido el pobre en estos meses de “rexurdimento”. Mi cabeza trabaja en una solución que, mi cuerpo, cómodamente tumbado en la toalla, acepte como mutuamente beneficiosa, y, naturalmente, esté dispuesto a sufragar con sudoraciones de curso legal. Será una negociación complicada.



Esta publicación no es un juguete, no se la dé a niños menores de 100 años. No la arroje al fuego, ni aún vacía de contenido. En caso de intoxicación accidental acuda a la mayor brevedad posible al servicio de urgencias psiquiátricas más cercano.
freakyrunning

Maratoniano
Maratoniano
14/10/13
0 Carreiras
3504 Posts

Reply with quote Post Thu, 30 Jul 2020, 11:28
Post subject: Re: El Correo Papalegüense (edición online)

Papa-Léguas escribió:


Guerreros de terrazota, que te miran fieros, parapetados tras sus consumiciones, como si te enviaran de la santa inquisición, reuniones familiares de churras y merinas, donde la inmunidad de rebaño se da por sentada, besada y abrazada, y en fin esa actitud del “to er mundo es güeno”, “ancha es Castilla” y “¡ya voy con mascarilla!” del transeúnte picaflor, por si fuera ya poco con los barracones de temporeros del ajopuerro, hacinados y en perpetua precariedad, o el aquí te pillo, aquí te contagio, del ocio nocturno en territorio balconing.


Amén a eso Papa. Y los contagios tirando parriba. Y el cole empieza sí o sí. Y lo empezamos a plantear al estilo americano. Y aluego Feijóo subido a un caballo, con su carta blanca.

Pues de estas cosas veréis, si en esta casa os quedáis, lo menos seis por semana.

Que bien lo vamos a pasar.





You cannot post new topics in this forum
You cannot reply to topics in this forum
You cannot edit your posts in this forum
You cannot delete your posts in this forum
You cannot vote in polls in this forum
You cannot attach files in this forum
You cannot download files in this forum