Foros ›
El diario gatuno de Slump
Forum Index / Diarios de adestramento
Reply to topic

Author
Message
corredor101

Maratoniano
Maratoniano
7/04/08
117 Carreiras
3172 Posts

Reply with quote Post Sat, 23 Mar 2019, 19:30
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Hay que tomárselo con estadística, como decías en la entrada anterior, o sea, que has corrido un 200% de la distancia que corriste la penúltima vez.
xoixe

Experto no foro
Experto no foro
23/08/05
188 Carreiras
3433 Posts
CAMBADOS
Reply with quote Post Sat, 23 Mar 2019, 23:33
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Poco a poco Doctor, te lo aconseja un paciente Laughing Laughing Laughing
Mucha suerte con esa esperada y pronta recuperación. Wink

Dios dea salú, que sobra onde destrajala...
DoctorSlump

Foreiro Gatuno
Foreiro Gatuno
18/04/07
400 Carreiras
5022 Posts
CdA, Tomiño
Reply with quote Post Sun, 24 Mar 2019, 23:17
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Cuaderno de bitácora. Quinto año del gato. Día 260. (23 de marzo)

Porque una cosa no quita la otra, fui hasta Ourense a acompañar a Montse. Iba ella a participar en el 15K y yo a tomar unos pinchos en la zona vieja, que esto es para lo que he quedado y gracias que no me quitan además la cerveza y los fritos.

Pero ya que estaba por allí con sol, tiempo de sobra y senderos de tierra junto al río, decidí seguir añadiendo migajas de microentrenos, y también dejarme ver, mostrar piernas, oler a sudor (ajeno), acercarme a la gente sana, pegar la nariz al cristal de la pastelería.

Caminaba, regresaba corriendo (o haciendo algo que tenía un parecido razonable con correr), caminaba de nuevo. Un primer kilómetro y un segundo, latigazo incluido en la rodilla derecha, es decir, la mejor, y ya me aparté para aplaudir en la salida, servir de guardarropa y saludar brevemente.

Esperé a que marchasen y retornasen tras un bucle los galgos, los conejos, los hámsteres, los lagartos con chorreras, los armadillos y las tortugas, que abundaban especialmente el sábado. (La mayoría de los conocidos eran conejos o hámsteres). Y esperé. Y esperé. Ya la moto escoba había desaparecido al final de la vereda. Eché a andar unos minutos de recalentamiento y después intenté un kilómetro más entre los paseantes variopintos, arrimado a un lateral y poniendo cara no competitiva.

Y aun así: ¡Ahí viene otro, ánimo! Gracias, no se molesten. Y alcancé, y no quería, a los ejemplares más lentos de quelonios. Medio avergonzado por irrumpir sin dorsal en la carrera di la vuelta y terminé el rodaje yendo hacia el coche.

No será por no porfiar (en la tercera acepción del DRAE).

Y Montse se llevó un trofeo para Mos.



Como el Ave Fénix resurjo de mis lesiones

Last edited by DoctorSlump on Mon, 01 Apr 2019, 22:22; edited 1 time in total
Meigalicix

Super Veterano
Super Veterano
19/02/12
50 Carreiras
2649 Posts
Vigo
Reply with quote Post Sun, 24 Mar 2019, 23:29
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Estou convencida de que algún día non moi lonxano poderás entrar na pastelería e levar unha tarta.
Mentras, as miñas felicitacións para Montse. Que non sei como andarán os vosos plans cos cambios de calendario deste ano, pero o vindeiro domingo e finalmente a V Carreira de Catoira, e seguro que van botar de menos non darlle un trofeo a Montse.
DoctorSlump

Foreiro Gatuno
Foreiro Gatuno
18/04/07
400 Carreiras
5022 Posts
CdA, Tomiño
Reply with quote Post Thu, 28 Mar 2019, 1:14
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Cuaderno de bitácora. Quinto año del gato. Día 263. (26 de marzo)

Dos metros medía Darth Vader. Nueve saltó Bob Beamon. El tamaño de la ballena azul alcanza los treinta. General Sherman es una secuoya de ochenta y cuatro de altura. Ciento dos hay de portería a portería en el Camp Nou. Trescientos cuarenta son los que se desplaza el sonido en un segundo. Hasta los ochocientos veintiocho se eleva el edificio Burj Khalifa en Dubái. Más de dos mil setecientos es la longitud del Golden Gate Bridge en San Francisco. Tres mil metros corrí yo el martes. Por ponerlo en perspectiva.

He localizado la montaña, está aprobado el presupuesto, las máquinas se preparan para empezar las obras. Cuando se termine el túnel, espero ver la luz al final del mismo.



Como el Ave Fénix resurjo de mis lesiones

Last edited by DoctorSlump on Mon, 01 Apr 2019, 22:23; edited 1 time in total
freakyrunning

Maratoniano
Maratoniano
14/10/13
0 Carreiras
2818 Posts

Reply with quote Post Thu, 28 Mar 2019, 14:05
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

1400 metros mide el Dique de Abrigo de A Coruña. 500 metros el túnel de Lonzas. 175 m hay desde mi casa hasta la pastelería más cercana, casualmente la misma distancia que al fisio-nutricionista más cercano. 350 m recorre tres veces al día mi vecino para sacar a cagar al perro. Más perspectivas de mi parte.

Ánimo Doctor que ya vas.
sonsuso

Colaborador Circuíto
Colaborador Circuíto
9/10/11
100 Carreiras
1301 Posts
Vigo - Compostela
Reply with quote Post Fri, 29 Mar 2019, 17:19
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Pouquiño a pouquiño Doctor!
Unha aperta moi grande e ánimo!!!
DoctorSlump

Foreiro Gatuno
Foreiro Gatuno
18/04/07
400 Carreiras
5022 Posts
CdA, Tomiño
Reply with quote Post Fri, 05 Apr 2019, 14:09
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Cuaderno de bitácora. Quinto año del gato. Día 267. (30 de marzo)

La rabiosa actualidad (¿pero por qué siempre esa ira?) arroja noticias y titulares que recoge el portal msn entretenimiento para mi ídem. De hoy mismo:

El irresistible híbrido de croqueta y huevo frito
¡Se les fue de las manos! Modelos y famosas que ahora son talla XXL
Errores con tu base de maquillaje que te están poniendo años
El pueblo de Badajoz que se hizo adicto a una infusión asiática
Cómo influye realmente el cambio de hora en la salud, según los expertos
Si tu hijo tiene muchos mocos, ¿por qué ocurre?
Juraron casarse cuando estaban en preescolar, véalos hoy (fotos)
Quince accesorios que subliman el armario de primavera
Lo que pasa en Internet en un minuto
Fornicar ya es legal en Utah
Un hombre compra un tanque ruso en eBay, mira lo que encontró en su interior
Una niña pasa las tardes maquillando a un cocodrilo
¿Conoces a las doce influencers veganas con más seguidores?
El cuadro más caro del mundo, en paradero desconocido
Así es el famoso sándwich de huevo que triunfa en Instagram

Y modestamente:

Dani vuelve a participar en una carrera tras cuatro meses

Pues sí, estoy otra vez el lío, parece. No hace el verano una golondrina y menos en marzo, pero sí. La palabra es sí. Oui, yes, bai, ja, hai. Asentimos con la cabeza salvo los búlgaros que niegan para afirmar.

El sábado por la mañana ya estaba nervioso. Preparé la bolsa, repasé los elementos integrantes por falta de costumbre, saqué la camiseta del armario: no me entraba. O había encogido la vestimenta (ahora pongo yo las lavadoras) o había engordado el vistiente (ahora cocino yo). Y así, oprimido en carne propia por una vez -pues por género, raza y orientación sexual formo parte de todos los grupos opresores-, fui hasta Praia América.

¿Hoy corres? Voy a probar. ¿Qué, al diez mil? No, sólo a probar el cinco (mil). Ah, estás recuperado. No sé, la idea es probar. ¡Cuánto hacía! Sí, aquí a probar. Hombre, bue.. ¡Que vengo a probaaaaar!

Y ciento doce días más tarde me coloqué la cinta. Que era en ese momento mucho más que un simple pedazo de tela para el sudor. Me la ceñí con gesto reverencial. Pretendía ser Daniel-san atándose la bandolera antes de ganar el combate, pero también podía ser Carrie recibiendo la corona de reina del baile antes de tragarse un cubo con sangre de cerdo. Para evitarlo, vacié el bote de Reflex en la pierna, capa sobre capa de spray, ya no agarraba en la piel y seguía vaporizándome, y rezumando trementina y alcanfor me dirigí a la salida; los mosquitos se acercaban atraídos por el olor y quedaban pegados para morir asfixiados.

Caminé para calentar. Comenzaba a anochecer cuando arrancamos. Ah, qué emocionante fue verme de nuevo en el grupo y escuchar los aplausos, dar las primeras zancadas en compañía después de tanto tiempo, llevar un dorsal. Hacer doscientos, cuatrocientos, ochocientos metros, un kilómetro sin señales de la lesión.

Empezó a doler la otra rodilla. Puesto que es la izquierda la que acapara las sesiones de fisioterapia (y no han sido escasas), la derecha la tengo desatendida y padece del síndrome del príncipe destronado. Me alegré: sabía que cada minuto en que se entretuviese en quejarse sería uno de descanso de su pareja. Y así llegué al segundo kilómetro, ¡vamos!, subimos Monte Lourido y retornábamos ya junto al mar, ¡vamos!, y animoso (esto es, sin animosidad) completé el tercero.

A partir de aquí era novedad, sumar, continuar mejorando, pisar terreno desconocido, pensé. Y justo en ese preciso instante, como un dragón durmiendo con un ojo abierto aguardando sorprender al intruso, despertó la cintilla. No le creí tamaña coincidencia. ¡A ti no te ocurre nada, tú estás somatizando! Descubierta, soltó un crujidito nervioso y no se atrevió a molestar más.

Y de ahí a meta ya sólo fui descontando distancia, seguro de mis fuerzas y vigilante de indicios de peligro, un explorador avezado de la selva articular, confiado y desconfiado por igual. Rodaba a ritmos aceptables y sin enfrascarme en rivalidades, permitiendo que me adelantasen sin menoscabo del orgullo.

Astro rutilante de la gran pantalla, fascinante y cínico playboy de playa, campeón olímpico con diez medallas, hábil político donde los haya, magnífico varón, vencedor mítico de mil batallas: así era Dani en su imaginación corriendo por Nigrán.

Y crucé la meta a oscuras pero brillando por dentro.

¿Entonces corriste sin dolor? ¿Sin dolor? No sé lo que es eso. Corrí sin el dolor.

Parece que sí. Parece que he vuelto.



Como el Ave Fénix resurjo de mis lesiones
anpefi

Maratoniano
Maratoniano
5/02/11
80 Carreiras
881 Posts
Vigo
Reply with quote Post Fri, 05 Apr 2019, 14:19
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Esperadísima noticia. Bravo!
Meigalicix

Super Veterano
Super Veterano
19/02/12
50 Carreiras
2649 Posts
Vigo
Reply with quote Post Fri, 05 Apr 2019, 16:56
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Que alegría Doutor!!! Xa nos contarás este domingo na fotokedada
corredor101

Maratoniano
Maratoniano
7/04/08
117 Carreiras
3172 Posts

Reply with quote Post Fri, 05 Apr 2019, 18:02
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Me alegro mucho que hayas vuelto participar en una carrera, y también de que hayas vuelto con una de tus crónicas, que tiene unos cuantos detalles que me encantan.
DoctorSlump

Foreiro Gatuno
Foreiro Gatuno
18/04/07
400 Carreiras
5022 Posts
CdA, Tomiño
Reply with quote Post Sat, 06 Apr 2019, 11:15
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Cuaderno de bitácora. Quinto año del gato. Día 270. (2 de abril)

Corro como un viejo.

Sin secuelas de la carrerita del sábado, o al menos sin secuelas que un ibuprofeno no despachase, dediqué el domingo a descansar y el lunes fui a que me enderezase Diego, aquel entrenador personal que había visitado hace meses. Esta vez no se metió con la asimetría de mi ombligo pero me hizo trabajar cosas que no sabía (yo, él sí) que andaban por ahí.

De modo que el martes lo que salió de casa a rodar era una agujeta antropomorfa. Suelo aprovechar para tirar la basura reciclada a los contenedores, que al estar a cierta distancia sirven de calentamiento para mis músculos y para las gargantas de los perros de la parte todavía más alta de CdA. Como en una de las bolsas llevo latas de bordes cortantes, no me faltan malas ideas. La tentación vive Arriba.

Y después, a trotar. Como un viejo. Que sí, que hay octogenarios que bajan de las tres horas en un maratón, pues los otros: corro como un viejo que corra como un viejo. El cuerpo inclinado hacia adelante y las piernas que no cumplen función de desplazamiento sino de contención, huy, huy, huy, coqueteando con la caída de bruces y magreándome directamente con el dolor. Un dedo pulgar, el glúteo, las dos rodillas, la pelvis.

Y poco a poco, paso paso, rejuvenezco, los setenta son los nuevos sesenta, y ya las zancadas no son tan temblorosas, y desde lejos puedo parecer un runner lento. Y así añado un kilómetro más al registro anterior, como las marcas de rotulador que pintaban tus padres en la pared según ibas creciendo de pequeño, y completo seis en treinta y un minutos.

¡Vamos!



Como el Ave Fénix resurjo de mis lesiones
beuckelssen

Foreiro Senior
Foreiro Senior
9/08/12
72 Carreiras
873 Posts
Valdoviño & Laxe
Reply with quote Post Sun, 07 Apr 2019, 20:08
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Me alegro de que por fin puedas volver a la droga. Wink
DoctorSlump

Foreiro Gatuno
Foreiro Gatuno
18/04/07
400 Carreiras
5022 Posts
CdA, Tomiño
Reply with quote Post Sun, 07 Apr 2019, 20:39
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Cuaderno de bitácora. Quinto año del gato. Día 273. (5 de abril)

El mundo está contra mí. Quiero comprar una furgoneta y descubro que están cotizadísimas. Ahora que hago yo la compra sube el precio de la patata un veinticinco por ciento. Intento dar los primeros pasos como manitas (¿no es una contradicción de extremidades?) y entra en concurso de acreedores Bricoking. Ya puedo empezar a correr y vienen lluvias torrenciales y granizo.

El viernes, aprovechando un hueco de sol, salí a trotar después de comer. Y me puse el chubasquero cerrado del Decathlon por si las moscas. Las moscas no aparecieron (quizás alertadas por los mosquitos sobrevivientes del Reflex del sábado), y muy pronto comencé a sudar y echarme la mano al cuello.

La pereza, la digestión y el recocimiento trabajando juntos son el eje del mal, peor que las lesiones: apenas diez minutos más tarde estaba de regreso en casa.

Y con este ridículo bagaje de kilómetros, que me sobran los dedos del cuerpo para sumar los que llevo en todo el año, me iba a presentar en la Vig-Bay a animar a los maratonianos, rodar testimonialmente un ratito y caminar después hasta Baiona.

Pero ésa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.



Como el Ave Fénix resurjo de mis lesiones
DoctorSlump

Foreiro Gatuno
Foreiro Gatuno
18/04/07
400 Carreiras
5022 Posts
CdA, Tomiño
Reply with quote Post Sat, 13 Apr 2019, 23:12
Post subject: Re: El diario gatuno de Slump

Cuaderno de bitácora. Quinto año del gato. Día 275. (7 de abril)

Hay guerras que no por olvidadas son menos cruentas: los gatos contra los pepinos, mi compañera de trabajo contra la inteligencia, todo lo que me gusta contra lo que es legal, moral o no engorda, Pérez Reverte contra la gente, Jordi Hurtado contra el tiempo, la vida contra la entropía, los corredores contra los médicos.

El cliente siempre tiene razón; el paciente, nunca.

Pero cuando de repente a tu osteópata le da por calzarse unas zapatillas y lanzarse al asfalto y enflaquecer, uno no sabe si ha perdido una hija o ganado un hijo en esta boda. ¿Lo que ahora suma en empatía y experiencia de primera mano compensa lo que resta en prudencia y freno? Porque anda desatado y de paso me desata a mí, que ya no soy de lazo muy fuerte.

Yo iba -escrito está- a la Vig-Bay a rodar como máximo diez kilómetros y caminar cantando bajo la lluvia hasta Baiona, de modo que mis dudas no eran fisiológicas sino logísticas, de paquetería y handling, de guardarropía e impermeabilidad, de elección entre chubasquero de denostado plástico o cuerpo gentil. No acerté ni con las previsiones climatológicas ni deportivas.

Pues la combinación de huevos de santa Clara e intercesión del Señor Alcalde (¿o era al revés?) espantó las nubes, y -después de aplaudir a los maratonianos y tomar café en la mesa de Carlos Adán y charlar con el forero Eloy y olvidar la quedada- en la salida en Samil el propio Gerardo me aconsejó, y no para mi disgusto, que hiciera un oxímoron, esto es, la media entera. Tantos años pagándole para que por fin me diga lo que quiero oír. Si alguien ha palpado bien y frecuentemente mis carnes, siempre en los límites que el pudor permite, es él, que me amasa como un panadero a la harina cada semana. Ha de saber. Además tiene diplomas enmarcados en las paredes. ¿Seguro? Sí, sí. Pues allá vamos.

Fuimos. En simbiosis. Ejercí de guía en la carrera, su segunda en general y primera en esta distancia, y soy bastante fiable marcando ritmos regulares (en los dos sentidos del término); mientras, él me supervisaba atento a cualquier señal de dolor. Con lo que nos dimos mutua confianza y tranquilidad.

Y el resto, por más que fueran casi dos horas, y dos horas inesperadas y felices, no tiene mayor interés. No creo que nadie se asome a este diario a leer de datos técnicos ni de pulsaciones o perfiles. Ya la Vig-Bay no guarda secretos tras diez participaciones, y lo único misterioso e imprevisible es el comportamiento de mis rodillas. Que, por mejoría real o por sentirse vigiladas de cerca por un profesional, me concedieron una tregua.

¡Dani!, gritaban, y ¿Estás de vuelta, Doctor? Definitivamente estoy de vuelta. Hasta la próxima recaída, pero estoy. Y por los saludos y ánimos recibidos de conocidos, Gerardo comentaba que soy popular. De nuevo en los dos sentidos. Y como popular, terco. Yendo con permiso y ganas, ¡adelante, adelante! Sin notar demasiado la inactividad en directo (ay, los días siguientes serían terribles, pero de bienvenidas agujetas), levantando el pie para no acelerarnos, era yo el que iba holgado y al frente. O eso creía. En las fotos se me ha subido la bilirrubina a la cara y los músculos del cuello amenazan con escapar. Bah, las fotos mienten. Un tipo espigado, buen mozo, derecho, con las piernas juntas, a un lado; uno recortado, achaparrado, encogido, con las extremidades separadas al otro: somos C-3PO y R2-D2. Pero R2-D2 era el que llevaba la voz silbante. Arqueado porque no había traído vaselina y marchaba escocido de ingles, con perdón, lo que demuestra que había partido de casa con la intención sincera de atacar sólo los diez kilómetros prometidos.

En Monte Lourido alcanzamos a Meigalicix. Pero mi acompañante comenzaba a sufrir (manteniendo la apostura) y tuve que renunciar al sorpasso. Me conformé de ahí a la meta con observar fascinado su (de ella) zancada. Alicia no corre: hace elíptica. No, tampoco: pienso en ese aparato de gimnasia que hay en los parques, de movimiento pendular. Es la prueba viviente de que se puede correr sin doblar las rodillas, aunque para lograrlo recomponga el resto (el culo, dispensando, arriba, y la cabeza abajo) y traiga loco al podólogo y las plantillas se actualizacen más que Windows. En cualquier caso eso no le impide ir rápido.

Y así, con facilidad, como si no viniera de una larga inactividad, como si no hubiera estado muy cerca de arrojar la toalla muchas veces, con las casi mejores sensaciones, sin épica apenas, sin cojear, sin forzar, llegué a Baiona. Llegamos. Una hora y cincuenta y cinco minutos que suenan a plusmarca. Y me abracé con Gerardo sin que me clavase los pulgares en los gemelos o los codos en las lumbares para variar.

Ahora levanto la vista, ahora miro al frente y a lo lejos. Veo Chicago. Y veo Copenhague y Ginebra y la Behobia. Las veo y digo ¡claro que sí! Y más cerca veo A Coruña, Tui, Vigo, Barcelona. Ya consulto el calendario sin tristeza. Ya no pego, mohíno, la nariz al escaparate de la pastelería. Cruzo la puerta y me pido un pastel bien grande. Vengo con hambre atrasada.



Como el Ave Fénix resurjo de mis lesiones

Last edited by DoctorSlump on Sun, 14 Apr 2019, 18:17; edited 2 times in total





You cannot post new topics in this forum
You cannot reply to topics in this forum
You cannot edit your posts in this forum
You cannot delete your posts in this forum
You cannot vote in polls in this forum
You cannot attach files in this forum
You cannot download files in this forum